Merienda en 3 minutos

¿No les pasa que justo entre las 3 y las 5 de la tarde les provoca comer algo dulcito?

image

Bueno, déjenme decirles que es normal. Justamente a esta hora bajan los niveles de algunas hormonas que nos generan ansiedad… pero hay que reconocer algo sumamente importante: la ansiedad es en su mayor parte psicológica, y aunque influyen muchos factores físicos también, es importante controlarnos y tomar buenas decisiones.

Hay que partir de una premisa: es normal que si estas empezando a comer de manera balanceada tengas más dificultad para hacerlo en las primeras semanas. Dicen por ahí que para que un hábito se asiente deben pasar al menos 21 días seguidos desde que comenzaste con él… ¿Pero qué pasa si las fuerzas te fallan antes de esos 21 días?  Pues no es cosa complicada… Si sabes que esto puede pasar el primer paso es ser previsivo: prepara tus meriendas con anticipación y no salgas de casa sin estar preparado. De este modo verás que aunque estés tentado a comerte algo que no debes siempre podrás ver en tu bolso la merienda perfecta y luego de comértela bajará esa sensación tan difícil de reprimir.

Haciendo este cuento un poco más corto. ¿Qué puedes merendar? Pues depende de la actividad que vayas a realizar luego de ello. Si vas a entrenar o si vas a permanecer inactivo; si además buscas perder grasa o incrementar tu masa muscular.

En todos los casos, nada mejor que un nutricionista especializado te ayude a definirlo. Sin embargo, aquí te dejo una idea que me ha servido a mí inspirada por las cuentas de recetas que sigo y en relación con mis macros.

Como ya había comentado en artículos anteriores y les había dicho en mi instagram @estilokairos , una pieza de fruta siempre es una buena opción, y acompañarla con alguna proteína la hará perfecta porque de este modo tu cuerpo la digerirá de manera más lenta y podrás llegar sano y salvo a la cena sin ganas de querer comerte el planeta tierra.

image

Aquí los sencillos pasos para acompañar tu pieza de fruta con un mugcake

:

1 huevo
Stevia o edulcorante al gusto
Canela al gusto
1 cucharada de 15 gr de harina de coco integral o en su defecto, si tus macros lo permiten, de avena, o de harina de trigo.
Un chorrito de agua

Mezclas todo muy bien en una taza (de ahí el nombre de mug) y lo colocas en el microondas 1 minuto o un poco más dependiendo de la cocción del mismo. La idea es que no quede muy seco, así que la primera vez que lo hagas tienes que ver los resultados para jugar con el tiempo la próxima vez…

image

También es cierto que he intentado hacerlo sin la harina porque mis macros no me permiten carbos en esa merienda. En este caso sustituyo la cucharada de 15 gr de harina por una de semillas de lino molidas o linaza molida. Estas semillas son altas en omega 3, por lo que te aportarán muchos beneficios, especialmente fibra y ayudarán a tu transito intestinal.

image

En fin, todo esto no debe tomarles más de 3 minutos y será una merienda completa: proteínas (el huevo), carbos (la fruta) y grasas (si incluyen el lino molido). Un dulcito sin leche, sin harinas refinadas, sin azúcar pero justo lo que tu cuerpo dulcero te pide…

¡Espero que lo hagan y lo disfruten! Ya me cuentan…

Besos

A.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.