Del «fitness» o de superar barreras…

Hablemos de un tema que siempre ha sido complicado en mi vida… mi peso, o mejor dicho, mi contextura física, porque son centímetros y no kilos…

Hoy en día me dicen que estoy un poco obsesionada, pero quizás la única manera de ser el mejor y de superarte a ti mismo es estar un poco loco por lo que te gusta o te «apasiona»…al fin y al cabo, eso es la pasión: una afición un poco desmedida… si no pregúntenle a van Gogh o a Goya de sus respectivos cuadros en «etapas de locura»…

23582_360316191135_643026135_5328599_8127803_n

En fin, que el fitness es más que una «dieta eterna»…sí, así mismo, nada de «dietas» en el sentido coloquial de la palabra…así que queridos amigos…No estoy a dieta, este es mi estilo de vida… por favor no insistir, entendedme…

Dónde comenzó la historia:

En casa siempre fui la gordita, en el cole ni les cuento, el patito feo y yo…y comprar ropa:una tortura… amar la moda y no poder usar tantas cosas… pero he de decir que luego esto me ha hecho aprender, que de la moda lo que te acomoda, así que supe encontrar mi estilo sin perder un ápice de buena presencia…sí, para mí era crucial escoger lo que llevaría a la universidad cada día o a la oficina más adelante, porque al estar cómoda y sentirme bien con mi apariencia podía dedicar toda mi atención a lo que realmente me importaba en esos lugares:aprender. Trataba de compensar mi físico siempre estando de punta en blanco en esa etapa… Para mí la meta no era distinta a la de otra mujer: ser inteligente y triunfadora, pero sin dejar de ser bella…

Pero volvamos a hilar esto que se me va de las manos…

Pues sí…yo era una gordita, tenía unos cuantos kilos de más, no tantos como parecería por las fotos, pero sí mucha grasa…

 

Todos me preguntan qué hice, «¿te operaste?, pero cuéntame, ¿qué te tomaste?»… no, ninguna de las anteriores señores…simplemente siempre repetía: «si llego a perder peso sé que me mantendré porque siempre he comido sano, solo hay que afinar algunas cosas».

Pero dirán, si comías sano ¿por qué eras gorda? Pues porque tengo un talón de Aquiles, mi debilidad tiene nombre: azúcar, dulces, chocolates… sí. Eso me mata, más que una pizza o una hamburguesa… el dulce… y todo tiene su razón de ser…¿saben?

 

IMG_20141230_110648

Cuando eres niño si te portas bien, haces algo o sales de paseo ¿qué hacen la mayor parte de los padres? Sencillo, te compran algo de comer, un helado, un dulce, te llevan algo a casa algún día al regresar del trabajo…así que en mi mente inconsciente: dulces=premio

 

Por otro lado, cuando estas triste, fallaste un examen, tuviste una desilusión amorosa, ¿qué quieres? Sentirte mejor claramente…así que mi cerebro dice: «come dulces y te sentirás mejor… come chocolate y todo esta listo»…Y sí, funciona, pero, ¿y después?, después sientes que te has pasado y que no debiste comerte eso… así que te regañas a ti misma…y entras en un círculo vicioso…

 

Esa era mi vida y no digo que a veces esas ideas no sigan asaltando mi mente… la diferencia es lo que pasa cuando comienzas a conocer los alimentos, cuando descubres el deporte o ejercicio y sientes la misma energía que al comerte un chocolate: endorfinas al poder…

20150214_170104

Así que, lo importante aquí es que cada quien respete su proceso personal… aún recuerdo mi adolescencia marcada por comentarios que dañaban mi autoestima en vez de que me ayudaran a increparme a mí misma para ser «flaca»… No todas las personas reacción igual a los mismos estímulos así que cuida tus palabras, cada uno reaccionará cuando su mente y su cuerpo se sintonicen… alienta a lo sano, sí, pero da libertad…

Así que, un día, sencillamente decidí dejar de comer en el Subway de la universidad mis ensaladas repletas de miel mostaza y llevar mi comida; así, un día decidí tomar agua aunque no me gustara y agregagarle limón para que supiese a algo (sin saber nada de fitness), y así poco a poco fui dejando de cenar arepas y empecé a comerme un atún… poco a poco en un par de semanas noté muchos cambios…

andre en el avila

 

Es verdad que no hacía nada de ejercicio, no me sentía bien sudada y despeinada, y además nunca había aprendido a coordinar los movimientos de mi cuerpo, así que era un desastre total…sin embargo más adelante haría el esfuerzo, primero spining, luego yoga, y al final aprendería a usar las pesas gracias a mucho apoyo…

 

Poco a poco. Esa es la clave…

Mi proceso es mío y no tiene porque parecerse al de nadie… solo sé que viviendo un día a la vez entre la universidad, dando clases 8 horas en 4 aulas y con cientos de alumnos, de lado a lado de la ciudad y con algunos incentivos, me vi a mí misma dónde nunca imaginé, en un gimnasio, sin faltar ni un solo día y con una mega lonchera o bolso con 5 envases de comida para todo el día, incluso en días de playa… porque lo importante era anticiparme a lo que sabía que haría…

En resumen: la vida fitness quizás no es un a,b,c igual para todos. Lee, infórmate,aprende… pero primero, conoce tu cuerpo y tus límites, descúbrete… verás que aprenderás a tu ritmo qué te funciona y qué no, y así poco a poco llegarás  a superarte sin compararte con supermodelos…

Aún hoy me dicen: «¡pero qué exigente!, si así estás bien»…a lo que yo respondo: «no estoy como yo quiero estar. Yo quiero más». Y así como alguna vez todo empezó por «estar flaca», hoy es por superar esas barreras físicas y mentales que me he puesto…

 

IMG_20140602_083133

Cada uno tiene su sentido…como dice mi adorada @miaastral, el camino es hacia afuera, pero se recorre hacia adentro…

 

A.

PS: siempre hay recaídas, lo importante es levantarse, y este año he trabajado todo lo posible por reparar los daños del invierno pasado y aprender de los errores.

Comments

  1. […] ya les he comentado en mi artículo Del “fitness” o de superar barreras, siempre tuve unos cuantos kilos de más, era una chica gorda y me sentía mal con ese hecho, a […]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.